Más a la derecha, la pared…

Dice Egibar del nuevo obispo de la Diócesis de San Sebastián monseñor José Ignacio Munilla, y es que parece que aun siendo de Andoain no se ha enterado dónde de está situada la pared del frontón de su pueblo.

Este señor, al igual que hizo hace tiempo un correligionario suyo refiriéndose de manera despectiva al obispo de Bilbao como “un tal Blázquez”, parece que no ha encajado demasiado bien el nuevo nombramiento. El debate que plantean estos señores está viciado desde su origen.

Saben perfectamente que vivimos en un Estado aconfesional, de hecho es algo que reivindican cada dos por tres para justificar todo tipo de actuaciones como la de su apoyo a la famosa ley del aborto y otras menos conocidas pero igual de significativas.

Nuevamente osan opinar públicamente sobre una persona que no va a ocupar un cargo político, con la única finalidad de caldear el ambiente y ganar algún que otro espacio de notoriedad en los medios de comunicación.

Antes se quejaban de que los obispos nombrados no eran de “aquí” y que al venir de “fuera” y no saber euskera, no iban a comprender la situación socio-política del País Vasco. Ahora que son de “aquí” y saben euskera mejor que muchos jelkides, se quejan de que son “ultraconservadores” y de “derechas” ¡Ni que Egibar y compañía fueran progresistas y de izquierdas de toda la vida!

Son plenamente conscientes de que este tipo de análisis pseudopolíticos de izquierda-derecha, progresista-conservador, no tienen ningún sentido a la hora de referirse a este tipo de cuestiones, pero siguen en su empeño de querer seguir controlando todos los resortes de la sociedad y colocar a personas de su misma cuerda, sacadas del mismo molde y patrón ideológico, en todos aquellos puestos de más o menos responsabilidad para poder seguir dirigiendo este país como lo han venido haciendo durante los últimos 30 años.

 

Con la Iglesia han topado…

Anuncios

2 Responses to Más a la derecha, la pared…

  1. Quin King dice:

    El obispo MUNILLA dijo VERDAD

    Visto la virulencia conque religiosos, políticos, escritores, periodistas, teólogos, y demás gentes, se rasgan las vestiduras para “condenar” al obispo Munilla por lo dicho en la entrevista del día 14-01-10 en la SER, algo “gordo” y “verdadero” ha debido decir.

    ¿A ustedes les extraña los males de nuestra sociedad?: niños que desaparecen, chicas jóvenes terriblemente asesinadas, violaciones, mujeres acuchilladas por sus parejas, padres maltratados por sus hijos, profesores amenazados y despreciados por sus alumnos, robos con ensañamiento, divorcios, abortos, terrorismo, políticos corruptos, jueces prevaricadores, policías encubridores de delitos, financieros estafadores, empresarios que se quedan con lo ajeno, y pueden seguir… y en las escuelas “pretenden quitar los mandatos evangélicos”, con la aberración de sustituirlos por… ¡leyes humanas!-

    Un columnista, al que admiro, ha escrito refiriéndose al obispo: Eso de comparar la delicada situación española con la horripilante catástrofe de Haití no es solo una mentecatez, sino una blasfemia.- (aunque, advierte, puede ser un juicio temerario).-

    Es monstruoso pensar que el obispo Munilla pretende comparar la catástrofe de Haití, con la delicada situación española “¡despreciando a todos esos inocentes!”- ¿No habrá querido advertirnos de que nuestra sociedad, actúa con conductas “más perniciosas” que las catástrofes de este mundo?-

    También un teólogo, por lo dicho, “le reprende” y escribe: Para una persona que cree en Dios, lo más sagrado es la vida humana.-

    No será… ¿LA VIDA ETERNA?… y por ende la vida humana: que es sagrada para los que “creen” y para los que “no creen” en Dios.-

    El obispo de San Sebastián, en dicha entrevista, dijo la verdad.-

  2. Tienes razón en tu comentario. En la Iglesia conviven personas de muy diversa adscripción política. Si una cosa ha caracterizado a la Iglesia Católica es su universalidad, y el pueblo vasco lo sabe bien, aunque sólo sea por el número de misioneros enviados a todo el orbe conocido, durante siglos. Un mundo exterior donde esas personas han sufrido persecución o han sido asesinadas en razón de su fe y de su solidaridad universal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: