Tontolaba

Dentro de los roscones de reyes se solía y aún hoy se suele seguir colocando un haba y un regalo.

Al que le tocaba el regalo lo coronaban como rey de la fiesta, también conocido como rey de la faba. Al que le tocaba el haba tenía que pagar el roscón y encima le llamaban el tonto del haba.

De ahí es precisamente de donde procede la palabra tontolaba. Que no es más que una contracción de la expresión tonto del haba.

Pues nada, que este año me ha vuelto a tocar una vez más la dichosa legumbre del roscón con el peligro subsiguiente para mis muelas y el dolor de mi bolsillo.

Todo sea por mantener la tradición…

He aquí el roscon de Reyes,

tradición de un gran banquete

en el cual hay dos sorpresas

para los que tengan suerte.

En él hay bien ocultas,

una haba y una figura

el que lo vaya a cortar

hágalo sin travesura.

Quien en la boca se encuentre

una cosa un tanto dura,

a lo peor es el haba

o a lo mejor la figura.

Si es el haba lo encontrado

este postre pagarás,

mas si ello es la figura

coronado y Rey serás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: