Las revueltas en el mundo árabe

Países aparentemente en calma y fuertemente controlados por sus dirigentes mediante dictaduras más o menos solapadas, están viviendo una serie de protestas y revueltas impensables hasta hace poco tiempo. Túnez, Egipto, Libia, países del Golfo Pérsico como Bahrein, Omán, Yemen y los que posiblemente estén por llegar. Tanto la región del Magreb (Poniente) como la del Máshreq(Oriente) se han convertido en verdaderos polvorines. El otro día escuchando una conferencia impartida por el especialista en política internacional Jesús Torquemada comentaba que, dentro de sus diferencias, existen una serie de causas comunes en cada uno de estos países.

Todos ellos han estado, caso de Túnez y Egipto, o están, dirigidos por gobernantes que llevan demasiado tiempo en el poder de forma autoritaria. Todos ellos carecen de sistemas democráticos de gobierno, su población es extremadamente joven y la mayoría de estos jóvenes, muchos de ellos preparados y con estudios, no tienen más futuro que el paro y la miseria.

Se trata de revueltas que no van dirigidas ni contra el “imperialismo” de EE.UU. ni contra Israel, algo impensable hace 20-30 años y en las que los extremistas religiosos no tienen un peso demasiado grande.

No son revueltas con sustrato religioso, si exceptuamos el caso de Bahrein en el que la comunidad chií mayoritaria reclama reformas democráticas a la monarquía suní.

Se ha producido una  subida muy importante de los precios de los alimentos de primera necesidad, con el consiguiente descontento generalizado de la población.

Los jóvenes de la región han utilizado como herramienta para la movilización las redes sociales, fundamentalmente Twitter y Facebook. A través de ellas se han podido cohesionar y lo que es muy importante, relatar al mundo sus experiencias y reivindicaciones.

Son países estratégicos bien por su situción geográfica y relaciones preferentes con occidente, bien por sus reservas de materias primas como el gas y el petróleo y por ello esta situación de inestabilidad ha pillado a EE.UU. y Europa a contrapié sin saber cómo reaccionar. Los que sí han reaccionado son los precios de los carburantes, y ¡de qué manera!

No olvidemos que hasta hace bien poco los hoy dictadores defenestrados, eran recibidos con todos los honores y parabienes por los dirigentes de los países supuestamente democráticos defensores de los derechos humanos. Ahora, miran para otro lado como si la cosa no fuera con ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: