Todo controlado

Caras nuevas y sonrisas. Jóvenes, y no tanto, en primera línea haciendo labores de representación institucional y partidista. Partícipes, en definitiva, de un sin fin de, como les gusta decir,  proyectos ilusionantes.

Atrás, en un segundo plano, los habituales, la vieja guardia, las caras de siempre, oteando cada movimiento y frase de los primeros, no vayan a moverse demasiado y salirse de la visión del objetivo de la cámara que manejan.

Los demás, bien, gracias, perfectamente cegados por el resplandor del flash.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: