Santa Irene-Santiago

Última etapa de este Camino y las emociones afloran a cada paso que doy. Santiago aún no se ve, pero se siente como si tuviera un magnetismo especial. Sientes su llamada y llena tu corazón de una paz y alegría desbordantes que hacen olvidar los padecimientos sufridos a lo largo del recorrido.

Llegar a la plaza del Obradoiro es una hemorragia de satisfacción, es reconciliarte con los demás y contigo mismo, es sentir que Santiago una vez más está ahí, esperándote con los brazos abiertos, listo para ofrecerte un recibimiento lleno de amor y misericordia.
image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: