¿Sabes una cosa?

El otro día iba en el tren como cada jornada y no puede evitar escuchar la conversación que mantenía una pareja sentada enfrente mía, me pareció preciosa, llena de delicadeza y de cariño. La chica, sin importarle ser escuchada por los demás pasajeros, se dirigió en los siguientes términos al chico y esto es lo que conseguí retener:

«A veces hay que olvidarse de lo que uno ha hecho para poder querer. Otras hay que querer para poder olvidar.

Me siento muy bien porque estás y yo también quiero estar y me apetecía decirte cosas bonitas.

Y el beso apasionado de ayer fue una pasada tanto como cuando me acaricias la mano, me besas la cabeza o me acaricias el pelo.

Y me siento genial feliz y contenta y tú también conmigo porque sonreir y provocar sonrisas es muy grande. Y ya me callo.

Y sé que a pesar de las restricciones y de todas las pegas que nos pongan y con toda la pena de no poder compartir contigo hoy, sé que estamos, que estarás conmigo allí en el teatro muy pronto.

No hace falta que digas nada yo a veces me suelto el pelo…Y así me desenredo.

Son cosas bonitas que siento y me gusta expresar.

Y como hay que vivir el presente pues me encanta disfrutarlo sin complejos sin expectativas, sin obligaciones…

Lo que sale y ojalá siga saliendo.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: