El mal llamado «Debate sobre el estado de la nación»

febrero 20, 2013

Tal y como están las cosas podrían haberlo llamado «debate sobre el estado de la dación» o «debate sobre el estado de la corrupción», pero no, parece que los actuales dirigentes políticos no quieren darse por enterados.

Vemos como la crisis política se ha superpuesto peligrosamente a la gravísima crisis económica que estamos sufriendo, dejando en  evidencia a gran parte de la actual clase política incapaz de hacer frente a los problemas que asolan a la sociedad. Corrupción, desahucios, despidos masivos, tasa alarmante de desempleo, tramas de espionaje, chanchullos que salen a la luz día sí y día también…

Sholo eran unosh hilillosh de corrupción

Los ciudadanos estamos sometidos a un bombardeo continuo de noticias de este estilo que no hacen más que dejarnos perplejos por todo la basura que vemos que existe en ese submundo y que va aflorando con cuenta gotas vaya usted a saber por qué y por quién. Para que lo luego vengan y  en un ejercicio de cinismo e hipocresía enseñen urbi et orbe su declaración de la renta.  Como si eso fuese aval suficiente para justificar su decencia y el cargo que ocupan. La llevan clara…


El señor Rajoy y su declaración (de la renta)

febrero 3, 2013

Vemos en una época de crisis económica y social en la que la clase política nos exige a los ciudadanos de a pie un sinfín de sacrificios para supuestamente salir de esta situación, cómo muchos de ellos no predican con el ejemplo y se ven envueltos en casos de corrupción con cobro de comisiones, blanqueo de dinero, fondos millonarios en Suiza y todo lo que podamos imaginar.

Papeles de Bárcenas

Dentro de este maremágnum de corruptelas y trapicheos, resulta hasta grotesco y todo ver a todo un presidente del gobierno anunciar a bombo y platillo cómo va a hacer pública su declaración de la renta en un intento de lavar su imagen de honrado gestor de la cosa pública. A estas alturas el señor Rajoy Brey y sus asesores, que los debe tener y muchos, deberían saber que por mucha declaración de la renta que presente, su credibilidad como persona y político está por los suelos y que su palabra vale menos que una moneda de dos caras. Somos muchos los que aún recordamos cómo prometió aquello de que si resultaba ser elegido presidente del gobierno no iba a subir ni el I.V.A. ni el I.R.P.F, no iba a tocar las pensiones o no iba a abaratar el despido. Nada de eso cumplió. Ahora pretende que le creamos…


A %d blogueros les gusta esto: