Democracia y mordaza

febrero 12, 2013

abucheosLos abucheos al Jefe del Estado ya se han convertido en parte de la liturgia de las distintas celebraciones deportivas. Ese espectáculo de pitos, gritos y hasta insultos se ha dado de forma continuada desde 2009 en Valencia cuando la final de la copa de fútbol y seguido en 2010, en Bilbao, con la copa de baloncesto, aunque la mayor fue la de 2011 en ocasión de la final entre el Barcelona y el Ath. de Bilbao. Ahora, el «homenaje» popular se ha reproducido en Vitoria con motivo de la final de baloncesto.

Pero esa normalidad democrática que significa la libre expresión popular quiere ser coartada. Ya lo dijo con absoluta claridad Esperanza Aguirre cuando lo del 15 M, y ahora otra vez el ministro Wert lo ha vuelto a plantear: hay que impedir que se vuelvan a producir abucheos, gritos, silbidos y otras manifestaciones de repudio popular.

¿Pero cómo? ¿Cuál es la fórmula? Ese es el problema, que cada vez va a más, es un sentimiento más generalizado y es más difícil de controlar. No obstante, esas reiteradas insinuaciones muestran a las claras la conciencia democrática de los que nos gobiernan.

En cualquier caso habría una solución muy sencilla y es la de que el objeto de tales expresiones de repudio renuncie, como lo ha hecho el Santo Padre, y que seguidamente, o antes si se quiere,  se  convoque un referéndum sobre la forma de gobierno.

¿No dicen que esto es una democracia? Pues que se demuestre.


La Sanidad como negocio

enero 11, 2013

SanidadJuan José Güemes fue consejero en el gobierno de Esperanza Aguirre.  Valiéndose de ese cargo externalizó los análisis clínicos en los hospitales de la Comunidad de Madrid. Después presentó la dimisión como consejero.

Ahora resulta que es partícipe de una empresa, curiosamente, de análisis clínicos que, de momento, presta ese servicio a seis hospitales también de la Comunidad de Madrid.

El calculado volumen de tal actividad para la empresa es de 20 millones de euros anuales.
No es difícil obtener conclusiones y situar el afán privatizador del sucesor, también del PP, de Esperanza Aguirre en el gobierno de Madrid…


¡Ese es el camino, Esperanza!

mayo 22, 2012

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha declarado que ante la gran probabilidad de que en la final de Copa que se va a celebrar el próximo viernes entre el Barcelona  y el Atlhetic de Bilbao se produzcan pitadas y abucheos al representante de la Zarzuela y al himno de España, se debería, o suspender el partido o celebrarlo a puerta cerrada.

Me parece perfecto, ese es el camino. Si algo molesta, si hay discrepancia o posibilidades de mostrarla públicamente, lo mejor es atajar, cortar de raíz,  suspender,  suprimir e incluso apresar  a los que se consideren incitadores u organizadores de tales hechos. Aunque lo mejor sería que conforme vayan llegando los hinchas de ambos equipos, introducirlos en un campo vacío (para eso sí que serviría el Bernabéu) bajo vigilancia armada y que viesen mediante pantallas gigantes el partido que en el Calderón se celebrase a puerta cerrada.

A su terminación, los hinchas serían conducidos en autobuses estrechamente escoltados y vigilados a trenes ya previstos en la estación de Guadalajara (que nadie utiliza y que está en un erial inmenso en hectáreas, casualmente propiedad de la familia de Esperanza) donde tras su previa identificación y comprobación de que ningún vasco o catalán se hubiese «despistado», serían remitidos sin escalas ni paradas a sus respectivas resevas «regionales».


A %d blogueros les gusta esto: