¿Tanto sufrimiento para qué?

marzo 18, 2017

Ahora resulta que la cosa va de desarme, en un intento de teatralización, con supuestos observadores internacionales y todo, después de décadas asesinatos, heridos, secuestros y extorsiones. Visto de forma objetiva y sin prejuicio alguno, el asunto se podría calificar de mero esperpento valleinclanesco. Otra cosa es que no podamos olvidar el  sufrimiento gratuito que esta banda, que dice va a desarmarse, ha ocasionado a esta sociedad.

No hace falta ser un lumbreras ni hacer un análisis muy sesudo para darse cuenta de que  la organización a la que nos referimos, no ha conseguido ninguno de los objetivos por los que surgió allá por la década de los 50 del siglo pasado y por los que decía “luchar”. “Su” soñada Euskadi, posteriormente Euskal Herria en su renovada terminología, a día de hoy no es un estado independiente, tampoco un estado feminista, ni socialista sin clases sociales y el euskera que tanto dicen amar sigue su camino natural. El único medio de presión del que dispone, su colectivo de presos, se ha comido muchos años de más de cárcel sin quererlo y sin poder protestar al respecto, mientras otros estaban de rositas en la calle dando directrices de cómo tener que actuar. Al final, visto los resultados obtenidos, han tenido que aceptar la legalidad penitenciaria vigente para salir cuanto antes del trullo.

A estas alturas la pregunta que nos hacemos es más que obvia ¿tanto sufrimiento para qué?

Aún estamos esperando su respuesta.


Profesional y obedece órdenes

enero 4, 2014

Uno no puede dejar de pensar en los fallecidos y en el sufrimiento que han generado esos presos de ETA al ver la escenificación que han representado en Durango con un comunicado basado en la retórica habitual que ya resulta cansina y aburrida. Resulta sarcástico que quien, entre otros muchos, asesinara a una compañera de organización por aceptar medidas de reinserción y que  dijo algo así como que «Soy un profesional y obedezco órdenes» para referirse sin ninguna brizna de remordimiento a su repugnante fechoría, pase precisamente a beneficiarse de medidas individuales para salvar su propio pellejo. No son más que personas que se han dedicado a generar dolor a lo largo de muchos años sin que ninguno de sus objetivos políticos se haya cumplido.

Visto lo visto, se puede decir que su organización está estructural e ideológicamente derrotada, pero su discurso victimista ha calado en gran parte de  la sociedad vasca, presa y rehén del síndrome de Estocolmo fruto de 50 años de terror. Esa es la batalla que se libra hoy en día en esta tierra y la que no se puede dejar que gane esta gente por el bien de una sociedad sana basada en la paz y la convivencia en libertad.


Los “catalanes” no defienden lo mismo que los vascos

septiembre 9, 2012

Nos referimos  a sus políticos, claro. Ni un solo político catalán ha reclamado para sí Diputaciones Forales Autónomas  con su propio régimen fiscal para las Diputaciones de Girona, la de Barcelona, Lleida o la Diputación de Tarragona, pero ahora casualmente, o no, dicen reivindicar y defender el modelo de concierto económico vasco y navarro para Catalunya.

La política de CiU es la de montar su propio “Madrid” en la ciudad condal Barcelona, de eso que no le quepa duda a nadie.

En Euskadi, eso está bien claro, a pesar de las tendencias centralistas del PSE – lógica y consustanciales a su ejercer- , pero también de cierta izquierda abertzale que con la “excusa de hacer país”,  tienden hacia cierto centralismo más o menos camuflado. La diferencia con ésta es que supuestamente prima el “derecho a decidir” de los vascos para cualquier modelo de país (eso sí, cuando les interesa, ya que por ejemplo con el tema de los toros en Donostia, no se han dignado a preguntar a la ciudadanía…) Lee el resto de esta entrada »


De campaña y tiro porque me toca

agosto 27, 2012

Este verano de calores sofocantes, de asaltos a supermercados y  Ecce Homos postmodernistas, nos ha traído la noticia del adelanto electoral en la Comunidad Autónoma Vasca y  Galicia para el próximo 21 de octubre.

Lo de Patxi López era algo que se veía venir ante la falta de apoyo de sus socios del Partido Popular y la consiguiente paralización de sus propuestas legislativas. Tres años y medio de gobierno en minoría, con 25 escaños de un total de 75 de los que está compuesto el Parlamento Vasco, no dan para más.

Los próximos comicios, en los que sí podrá participar la autodenominada izquierda abertzale, se presentan, o por lo menos así nos lo van a querer hacer ver, como una pugna entre el P.N.V. y la coalición EHBILDU.  Los jeltzales, van a intentar movilizar y poner en marcha toda su maquinaria pesada para no verse superados  por la formación de Laura Mintegi. Una vez más el territorio de Gipuzkoa va a ser la pieza clave en el resultado final. Lee el resto de esta entrada »


A %d blogueros les gusta esto: