Hoy yo también recuerdo a Miguel Ángel Blanco

Hoy yo también recuerdo a Miguel Ángel Blanco con emoción. Cómo no acordarse de aquellos momentos cargados de emotividad en los que la gente salió a la calle a decir basta ante la barbarie que cometieron sus asesinos.

Fueron unos días muy intensos con circunstancias que hasta ese momento se antojaban imposibles. Personas que jamás se habían significado políticamente ni se habían atrevido a manifestarse en contra de ETA y sus seguidores, salieron a expresar públicamente su malestar, su rabia contenida durante tanto tiempo, su asco ante tan vil asesinato.

Entonces se dieron cuenta de que el vecino de al lado, el tendero de la esquina, y las pescatera de toda la vida también estaban allí al lado, manifestándose por lo mismo, sintiéndose fuertes y  reconfortados al ver que existía un sentimiento, una energía común que se resumía en un ¡Basta ya!

Decía el otro día un político que el sesinato de Miguel Ángel no fue, como muchos afirman, el punto de inflexión para el fin definitivo de ETA, sino que fue una pequeña gota dentro de un vaso que llegó a colmarse. Y no le faltaba razón. Recordemos que, a pesar de todo, la banda terrorista continuó asesinando, extosionando y sembrando el miedo allá donde y como podía durante muchos años más.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: