Hoy yo también recuerdo a Miguel Ángel Blanco

julio 11, 2017

Hoy yo también recuerdo a Miguel Ángel Blanco con emoción. Cómo no acordarse de aquellos momentos cargados de emotividad en los que la gente salió a la calle a decir basta ante la barbarie que cometieron sus asesinos.

Fueron unos días muy intensos con circunstancias que hasta ese momento se antojaban imposibles. Personas que jamás se habían significado políticamente ni se habían atrevido a manifestarse en contra de ETA y sus seguidores, salieron a expresar públicamente su malestar, su rabia contenida durante tanto tiempo, su asco ante tan vil asesinato. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Un poco de humor: el Carnaval de Tolosa y su humor ácido

marzo 5, 2014

Es de todos conocido cómo se las gastan en Tolosa en sus Carnavales(Tolosako Iñauteriak). Unas fiestas populares en las que no dejan de sorprendernos el humor, muchas veces ácido, y el ingenio desbordante de miles de personas.

Es el caso de esta pareja que aprovechando  el cartel de un conocido comercio tolosarra en liquidación, parodian, nunca mejor dicho, la escenificación de la entrega de armas de ETA llevada a cabo recientemente.

Es sorprendente y hasta cierto punto chocante por la sencillez de la puesta en escena, su contenido crítico y cierto punto de valor por salir disfrazado de esta guisa con todo lo que esto supone, ya que los disfraces y actuaciones carnavaleras sobre este tema eran, hasta hace bien poco, absolutamente tabú en un municipio duramente castigado por el terrorismo.

Liquidación total


Profesional y obedece órdenes

enero 4, 2014

Uno no puede dejar de pensar en los fallecidos y en el sufrimiento que han generado esos presos de ETA al ver la escenificación que han representado en Durango con un comunicado basado en la retórica habitual que ya resulta cansina y aburrida. Resulta sarcástico que quien, entre otros muchos, asesinara a una compañera de organización por aceptar medidas de reinserción y que  dijo algo así como que «Soy un profesional y obedezco órdenes» para referirse sin ninguna brizna de remordimiento a su repugnante fechoría, pase precisamente a beneficiarse de medidas individuales para salvar su propio pellejo. No son más que personas que se han dedicado a generar dolor a lo largo de muchos años sin que ninguno de sus objetivos políticos se haya cumplido.

Visto lo visto, se puede decir que su organización está estructural e ideológicamente derrotada, pero su discurso victimista ha calado en gran parte de  la sociedad vasca, presa y rehén del síndrome de Estocolmo fruto de 50 años de terror. Esa es la batalla que se libra hoy en día en esta tierra y la que no se puede dejar que gane esta gente por el bien de una sociedad sana basada en la paz y la convivencia en libertad.


A %d blogueros les gusta esto: